miércoles, 11 de enero de 2017

Odonatos de El Rebolledo (Alicante).

Esta entrada sobre entomología es fruto de incontables salidas al campo, siempre acompañado de una cámara de fotos y casi siempre por las Partidas Rurales de Alicante.
Por proximidad y apego, la partida que más he frecuentado es la de El Rebolledo, por lo que a pesar de disponer de citas de otros lugares del municipio y la provincia, centraré mi estudio en esta pequeña porción de la geografía alicantina.

Marco Geográfico

El Rebolledo es una partida rural perteneciente a la ciudad de Alicante, está situada al oeste del término municipal y es junto con la Alcoraya, la partida más occidental.

Mapa del Municipio de Alicante, extraído de la web del Ayto. Alicante.



El Rebolledo, como la mayor parte del municipio, quedaría englobado dentro del piso bioclimático termomediterráneo, esto supone unas temperaturas elevadas, y unas precipitaciones escasas que suponen para las plantas un estrés hídrico importante. La vegetación adaptada a estas características climáticas es la esclerófila.

Pisos Bioclimáticos de la Comarca de l'Alacantí, extraído de
 "Cuadernos de la naturaleza" de la Comarca de l'Alcantí.


Estas condiciones hacen que, en la partida, los puntos de agua disponibles sean muy escasos y sometidos a una gran temporalidad. Precisamente por eso, estos lugares son cruciales para la fauna en general y para los animales ligados a ambientes acuáticos en particular. 



En El Rebolledo la principal zona húmeda es el Barranco del Infierno, rambla que recorre la partida de noroeste a sureste. En su primer tramo lo hace como un verdadero barranco, pero cuando llega al núcleo urbano se abre en forma de gran cañaveral tomando el nombre de "El Hondo", después abandona la partida bordeando la Sierra Fontcalent por la vertiente sur. Esta rambla recoge las aguas de la vecina Sierra de Las Águilas y dispone de algunas pequeñas pozas con agua durante gran parte del año, supone un recurso acuático limitado, pero de vital importancia para que los odonatos puedan establecerse aquí.


Barranco del Infierno. El Rebolledo.

Barranco del Infierno. Pequeña poza. El Rebolledo
El otro recurso hídrico importante, lo suponen las balsas de riego, desperdigadas por gran parte de la pedanía. Para los odonatos son más atractivas las balsas tradicionales que a menudo presentan vegetación de ribera como juncos o carrizos, algunas, en sus aguas, incluso albergan algas (Chara sp.) o macrófitos acuáticos (Potamogeton sp.), lo que las hace más interesantes a la hora de realizar las puestas. No obstante, las balsas modernas con fondo de plástico, aunque albergan menos biodiversidad, también son frecuentadas por algunas especies.

Balsa de La Peña. El Rebolledo.

Balsa "La Aigüeta", El Rebolledo.
Balsa Finca "La Coronela", El Rebolledo

Balsa Finca "La Coronela", El Rebolledo.


Balsa Torresella, El Rebolledo.

Balsa de riego cerca del "Camino del Desierto", El Rebolledo.

Otros ambientes acuáticos, importantes para la fauna, son las pequeñas lagunas que salpican gran parte de la geografía alicantina.  En la mayoría de los casos, se trata de antiguas explotaciones de arcillas o áridos, que son abandonadas cuando las excavaciones alcanzan el nivel freático y la oquedad queda inundada. A menudo se trata de aguas salobres, no aptas para el riego y el consumo, pero vitales para la flora y fauna de humedal. En El Rebolledo no existen explotaciones de ese tipo, pero sí a escasa distancia, en la vecina Partida Vallonga. 


Laguna de Lo Xeperut, Partida Vallonga, también conocida como "Barranco de la Palmera".
Por proximidad geográfica incluiremos a nuestro muestreo los datos obtenidos en esta ubicación. Se trata de un conjunto de lagunas que se alimentan del agua de escorrentía y que mantienen una importante lámina de agua durante todo el año. Con las últimas sequías están bajo mínimos corriendo el riesgo de secarse completamente, albergan una importante comunidad de flora y fauna de humedal.

La mayor parte de las fotografías que acompañan las fichas de cada especie, han sido tomadas en la zona de estudio. Sin embargo, en algunos casos, en los que se pretendía reflejar algún aspecto concreto de la morfología, comportamiento o variabilidad de las especies, se ha recurrido a fotos de otros lugares, siempre con la intención de enriquecer la información presentada. 



Breve introducción sobre Odonatos

Los Odonatos son un orden de insectos conocidos comúnmente como "libélulas" y "caballitos del diablo".  La clasificación taxonómica incluye dos subórdenes: Suborden Zygoptera (caballitos del diablo) y Suborden Anisoptera (libélulas).

Nuestros odonatos son insectos esbeltos con un abdomen alargado, cabeza prominente con grandes ojos y alas membranosas transparentes. Son insectos ligados a ambientes acuáticos porque sus larvas viven sumergidas en el agua. Tanto adultos como larvas son depredadoras, algunas larvas pueden incluso alimentarse de pequeños vertebrados (peces y anfibios). Realizan una metamorfosis incompleta (no pasan por el estado de pupa) pasando directamente de larva a adulto en una última muda.

Larva de Anisóptero (Ésnido), Balsa Torresella, El Rebolledo.

Adulto teneral (recién emergido) de Anisóptero (Crocothemis erythraea), en una piscina en El Rebolledo.
En primer término la última muda larval (exuvia).

Especies detectadas

Suborden Zygoptera (Caballitos del Diablo)

Los Caballitos del Diablo son odonatos de aspecto frágil y vuelo delicado. Al posarse, suelen plegar sus alas verticalmente sobre la línea del abdomen. Los ojos están separados a ambos lados de la cabeza. En El Rebolledo se han citado seis especies pertenecientes a tres familias distintas. 
Esquema general de un zigóptero.
Familia Calopterygidae

Nombre que significa "alas bellas", es una familia de zigópteros que se caracteriza por presentar alas teñidas en mayor o menor medida, el cuerpo suele ser oscuro y a veces con "brillos metálicos". Son muy esbeltos y de tamaño medio.

  • Calopteryx haemorrhoidalis (Vander Linden, 1825)
El nombre científico de este caballito alude al color carmesí que presentan los machos en la parte inferior del extremo del abdomen. El resto del cuerpo es negro con brillos cobrizos, en las hembras el cuerpo suele ser verde metálico. Las alas de los machos son oscuras casi en su totalidad, mientras que las hembras tienen sólo los extremos más teñidos que el resto.

A priori, los hábitats presentes en El Rebolledo no son los más apropiados para esta especie, que suele ser muy abundante en pequeños riachuelos de aguas limpias, sin embargo esta especie ha sido localizada en lechos inundados del Barranco del Infierno. Presente desde marzo hasta noviembre.


Calopteryx haemorrhoidalis macho. Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Calopteryx haemorrhoidalis macho. Muchamiel

Calopteryx haemorrhoidalis macho. Los Alejos (Albacete)
En el extremo del abdomen se aprecia la mancha carmesí que da nombre a la especie.

Calopteryx haemorrhoidalis hembra. Barranco del Infierno, El Rebolledo

Calopteryx haemorrhoidalis hembra. Barranco del Infierno, El Rebolledo

 Familia Coenagrionidae

Es una familia de zigópteros de pequeño tamaño. Su cabeza es más alargada que en otras familias y por lo tanto los ojos están bastante separados. Las alas acostumbran a ser transparentes y el abdomen es alargado y esbelto. Los machos suelen ser de colores vivos como azul, rojo o verde mientras que las hembras presentan colores más apagados. Son bastante comunes.  
  • Ischnura elegans (Vander Linden, 1820)
Los individuos de este género presentan una "luz caudal" en forma de mancha azul en los últimos segmentos del abdomen. Los machos son azul celeste con manchas negras, mientras que las hembras maduras pueden presentar patrones de coloración diferentes. Es con diferencia el "caballito" más frecuente en nuestra partida, puede localizarse en barrancos inundados, balsas, lagunas,  e incluso en acequias, siempre que dispongan de vegetación suficiente. Puede verse desde marzo hasta finales de octubre.

Ischnura elegans, macho joven, Laguna Partida Vallanga.

Ischnura elegans, macho inmaduro, Balsa Torresella, El Rebolledo.
Ischnura elegans, macho maduro. Laguna en Partida Vallonga. Se aprecia uno de 
los rasgos diagnósticos de la especie, los cercoides divergentes.

Ischnura elegans, macho maduro. Barranco del Infierno. El Rebolledo.
Se aprecia uno de los rasgos diagnósticos de la especie, la proyección o "cuernecito" del pronoto.
Ischnura elegans, hembra madura de la forma A o androcroma
(mismo color que el macho). Río Montnegre. Muchamiel.


Ischnura elegans, hembra madura de la forma B o infuscans.
Balsa Torresella. El Rebolledo.

Ischnura elegans, hembra inmadura de la forma C o rufescens.
Acequia junto a la Balsa Torresella. El Rebolledo.



Ischnura elegans, hembra madura de la forma C o rufescens.
Laguna Partida Vallonga.
Ischnura elegans, cópula.
Acequia junto a la Balsa Torresella. El Rebolledo.


  • Ischnura pumilio (Charpentier, 1825)

Especie muy parecida a la anterior, pero que presentan la "luz caudal" en posición más atrasada, concretamente en los segmentos S8 y el S9  del abdomen, en lugar de estar concentrada en la S8 como en otros Ischnura. Las hembras inmaduras de esta especie son de un naranja brillante. Se trata de un caballito mucho menos abundante que el anterior, de hecho en El Rebolledo sólo se ha detectado en una ocasión (mediados de octubre en una acequia con abundante vegetación). Suele colonizar hábitats nuevos anteriormente secos, de igual modo puede desaparecer por largas temporadas.

Ischnura pumilio, macho maduro. Acequia junto Balsa Torresella, El Rebolledo.

Ischnura pumilio, macho maduro. Acequia junto Balsa Torresella, El Rebolledo.

  • Erythromma viridulum (Charpentier, 1840)
La característica principal de esta especie son los llamativos ojos rojos de los machos, el resto del cuerpo es bastante parecido a los machos del género Ischnura con tórax y abdomen azules con marcas negras. Presentan también una "luz caudal" en posición muy atrasada, en el segmento S10. El abdomen de los machos suele estar arqueado hacia arriba. Las hembras son verdosas aunque pueden presentar partes azules en los costados. Habitan en aguas estancadas, suelen verse alejados de la orilla y posados sobre plantas sumergidas, cerca de la superficie . Se han localizado en nuestra zona desde mayo hasta mediados de octubre.
Erythromma viridilum, macho joven, Laguna Partida Vallonga.
Erythromma viridilum, macho maduro, Laguna Partida Vallonga.
Erythromma viridilum, macho maduro, Laguna Partida Vallonga.
Erythromma viridilum, hembra joven. Laguna Partida Vallonga.
Erythromma viridilum, hembra inmadura. Laguna Partida Vallonga.
Comienzan a hacerse patentes los costados azules.
Erythromma viridilum, tándem. Laguna Partida Vallonga. 
Se pueden apreciar los ojos verdes y los costados azules de la hembra.
Erythromma viridilum, tándem. Laguna Partida Vallonga.

  • Ceriagrion tenellum (de Villers, 1789)



Este pequeño caballito del diablo presenta un llamativo color rojo. Los machos tienen el tórax de color crema por debajo y oscuro con reflejos cobrizos por el dorso, el abdomen es totalmente rojo. Las hembras son muy variables presentando hasta cuatro posibles patrones diferentes que van desde un diseño muy similar al del macho (forma erythrogastrum), hasta un diseño mayoritariamente oscuro sobre fondo crema (forma melanogastrum), pasando por dos formas intermedias con mayor o menor porción rojiza (forma typica y forma intermedium). Ambos sexos presentan patas y pterostigmas rojizos (lo que los diferencia del otro caballito rojo presente en nuestra provincia Pyrrhosoma nymphula, con patas negras). En nuestra partida aparece en todo tipo de hábitats, como barrancos inundados, lagunas y acequias, desde junio hasta noviembre.

Ceriagrion tenellum, macho, Barranco del Infierno, El Rebolledo.


Ceriagrion tenellum, macho, acequia junto a Balsa Torresella, El Rebolledo.

Ceriagrion tenellum, hembra forma typica, Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Ceriagrion tenellum, hembra forma typica, Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Ceriagrion tenellum, tándem con hembra  forma erythrogastrum, El Prado, Pinoso.
Ceriagrion tenellum, cópula con hembra  forma melanogastrum, El Prado, Pinoso.

Ceriagrion tenellum, cópula con hembra  forma typica, Barranco del Infierno El Rebolledo.

 Familia Lestidae

Es una familia de zigópteros de tamaño mediano a grande. Las alas son transparentes con pterostigma grande. Suelen ser azulados o verde metálico, y presentar bandas más claras en los costados del toráx. Acostumbran a posarse con las alas entreabiertas, aunque los tenerales pueden plegarlas como la mayoría de zigópteros. 
  • Chalcolestes viridis (Vander Linden, 1825)
Antes clasificado como Lestes viridis, estudios moleculares recientes, han dejado patentes las diferencias  genéticas de esta especie y C. parvidens con el resto de Lestes, lo que las ha llevado a cambiar de género. Estas diferencias, confirmadas ahora por la genética,  ya se sospechaban, atendiendo a las grandes diferencias que existían en cuanto al desarrollo larvario.
Y es que, este zigóptero presenta una extraordinaria estrategia reproductiva, en lugar de poner los huevos directamente en la masa de agua (como el resto de Lestes), lo hace sobre la vegetación emergida, introduciendo para ello la hembra su ovipositor dentro de los tallos leñosos de la vegetación ribereña. Presenta una característica marca en forma de espolón sobre su tórax, que permite identificar la especie, los pterostigmas grandes y pálidos también son típicos de C. viridis. El abdomen es largo y delgado en los machos y más grueso en las hembras que además presentan ovipositor. Tienen la costumbre de posarse en zonas sombreadas sobre la vegetación. En nuestra partida ha sido detectado en la Balsa de la Peña y el Barranco del Infierno. Desde Junio a Noviembre.

Chalcolestes viridis, macho Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Chalcolestes viridis, macho Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Chalcolestes viridis, macho Barranco del Infierno, El Rebolledo.
Chalcolestes viridis, hembra teneral, Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Chalcolestes viridis, hembra, Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Chalcolestes viridis, hembra, Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Chalcolestes viridis, tándem, Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Chalcolestes viridis, puesta, Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Chalcolestes viridis, hembra ovipositando, Barranco del Infierno, El Rebolledo.


Infraorden Anisoptera (Libélulas verdaderas)

Son odonatos de vuelo rápido y ágil. Al igual que los zigópteros, sus larvas también son acuáticas, por lo que viven igualmente ligados a ambientes acuáticos como lagos, ríos, zonas pantanosas, etc, Éstos sin embargo, son incapaces de plegar sus alas cuando están en reposo, por lo que quedan extendidas horizontalmente.  A diferencia con los caballitos del diablo, tienen grandes ojos facetados, que suelen estar en contacto directo o muy juntos, Son hábiles depredadores de otros insectos, algunos de ellos susceptibles de convertirse en plagas humanas, por lo que resultan muy beneficiosos para el hombre.

 Familia Aeshnidae


Esta familia de odonatos incluye las especies más grandes de Europa y Norteamérica, que a su vez están entre las más grandes y veloces del mundo. Pueden volar en cualquier dirección y patrullan incansablemente las masas de agua. Suelen presentar coloridos azulados o verdosos con manchas negras o amarillas. Los grandes ojos les otorgan una excelente visión que les convierte en excelsos depredadores de insectos, a menudo de otras libélulas. 

  • Anax imperator (Leach, 1815)
Una de las libélulas más grandes de Europa, de vuelo muy potente e incansable. Los machos se distinguen por poseer un tórax verde y un abdomen azul con una banda negra dorsal, que en vuelo presenta una ligera curvatura hacia abajo (muy típico de esta especie). Las hembras tienen las alas ligeramente teñidas y son verdosas, pero existen hembras androcromas con un diseño parecido al macho, esta variedad parece ser especialmente abundante en nuestra zona. A diferencia de otros ésnidos, las hembras realizan la puesta en solitario. Los ojos son azulados o verdosos. Vuelan incansablemente, luchando por el territorio con otros machos o con otras especies, dirimiendo constantemente pequeñas escaramuzas aéreas. En nuestra partida ha sido localizada prácticamente en todos los hábitats acuáticos existentes, por lo que es una especie frecuente, no obstante, debido a su gran territorialidad, no presenta grades densidades. Vuela desde mayo hasta noviembre.

Anax imperator, macho. Laguna Partida Vallonga.

Anax imperator, macho. Laguna Partida Vallonga.
Anax imperator, hembra androcroma. Laguna Partida Vallonga.

Anax imperator, hembra realizando la puesta. Balsa Torresella, El Rebolledo.

Anax imperator, hembra androcroma realizando la puesta. Baranco del Infierno.

Anax imperator, hembra androcroma realizando la puesta. Laguna Partida Vallonga.
  • Anax parthenope (Selys, 1839)
Especie con tórax marrón y ojos verdes característicos. Las alas de machos y hembras a menudo están teñidas. Aunque es algo menor, puede llegar a confundirse con Anax imperator ya que como sucede en imperator, también puede haber ejemplares con el abdomen azulado. No obstante los ejemplares más típicos suelen presentar una coloración más apagada, con el tórax y abdomen marrones y la característica "silla de montar" azul (en los primeros segmentos del abdomen) lo que la hace entonces muy similar a otra especie que suele visitarnos en otoño, Hemianax ephippiger, aunque en ésta última la porción azul de la "silla" se limita a la parte dorsal. Las tres especies citadas comparten hábitat y costumbres por lo que los encontronazos entre ellas son frecuentes. A diferencia de imperator, esta especie realiza la puesta en tándem. Aunque la hemos localizado en todo tipo de hábitats acuáticos, parece tener predilección por las aguas estancadas. Vuela en nuestra partida desde mayo a octubre.


Anax parthenope, macho con abdomen azulado, Río Montnegre, Muchamiel.
Anax parthenope, macho con abdomen marrón, Sierra de Borbunyó. Partida Vallonga.
Anax parthenope, macho con abdomen marrón, Laguna Partida Vallonga.
Anax parthenope, macho depredando una avispa, Laguna Partida Vallonga.

Anax parthenope, macho en vuelo, Laguna Partida Vallonga.

Anax parthenope, hembra, Barranco del Infierno, El Rebolledo.
Anax parthenope, cópula, Río Montnegre, Muchamiel. 
Anax parthenope, puesta, Lagos de Rabasa, Alicante.
Anax parthenope, puesta, Laguna Partida Vallonga.
  • Hemianax ephippiger (Burmeister, 1839)
Especie algo más pequeña que las dos anteriores, podría confundirse con los ejemplares de abdomen marrón de Anax parthenope, aunque H. ephippiger cuenta con unos grandes ojos marrones que son característicos de esta especie. Es una de las libélulas "otoñales" ya que en  nuestra región suele verse con mucha más facilidad en otoño, incluso bien entrado noviembre. Frecuenta los mismos hábitats que Anax, habiéndose detectado en balsas de riego, lagunas temporales y permanentes.
En zonas húmedas como el "Hondo del Rebolledo" suelen verse en pequeñas concentraciones, volando muy bajo capturando pequeños insectos al vuelo. Realizan puestas tardías, los adultos fruto de estas puestas, emergen a partir de febrero y abandonan nuestras latitudes hasta el otoño siguiente, especie muy migradora.

Hemianax ephippiger, macho, incapaz de volar con las alas muy dañadas.
 En balsa de riego abandonada, Sierra Fontcalent.

Hemianax ephippiger, macho en vuelo, Laguna Partida Vallonga.

Hemianax ephippiger, macho en vuelo, Laguna Partida Vallonga.
Hemianax ephippiger, pareja realizando la puesta, Balsa Torresella, El Rebolledo. 

Hemianax ephippiger, pareja realizando la puesta, Balsa Torresella, El Rebolledo. 

Hemianax ephippiger, pareja realizando la puesta, Balsa Torresella, El Rebolledo.

  • Aeshna mixta (Latreille, 1805)
Otra de las especies otoñales, que en nuestra partida suele verse desde finales del verano y sobre todo en los meses de octubre y noviembre. Existen otras especies de este género en nuestra provincia pero A. mixta es la más pequeña y única detectada en El Rebolledo. Los machos tienen el abdomen azul con anchas bandas negras, en las hembras las bandas son de un marrón rojizo, ambos sexos presentan regiones amarillas en tórax y abdomen. Comparte hábitat con el resto de especies de la familia, detectándose en barrancos, balsas y lagunas. Suele permanecer mucho tiempo cernida mientras patrulla por su territorio.

Aeshna mixta, macho, Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Aeshna mixta, macho, Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Aeshna mixta, macho, Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Aeshna mixta, macho, Laguna Partida Vallonga.
Aeshna mixta, hembra realizando la puesta, Balsa Torresella, El Rebolledo.

Aeshna mixta, hembra realizando la puesta, Balsa Torresella, El Rebolledo.

Aeshna mixta, hembra realizando la puesta, Balsa Torresella, El Rebolledo.

Aeshna mixta, pareja copulando, Balsa Torresella, El Rebolledo.

Aeshna mixta, pareja copulando, Balsa Torresella, El Rebolledo.

 Familia Libellulidae


Es la familia de odonatos más numerosa con alrededor de mil especies y una distribución casi mundial. Tienen un tamaño medio y suelen presentar colores llamativos, a menudo las alas están teñidas o presentan bandas. En nuestra partida también es la familia que aglutina un mayor número de especies.
  • Orthetrum cancellatum (Linnaeus, 1758)
El género Orthetrum lo integran en nuestra partida cinco especies, todas ellas comienzan siendo de colores pardos o amarillos con bandas negras, pero los machos van adquiriendo una "pruinosidad "(recubrimiento céreo entre el gris y el azul) que les confiere un color general azulado, esto hace a los machos adultos de las diferentes especies muy similares a primera vista, siendo algunas de ellas difíciles de clasificar.

Orthetrum cancellatum, es una libélula de amplia distribución, en nuestra partida vuela desde abril a septiembre. Los machos comienzan siendo amarillos con bandas longitudinales negras, después comienzan a cubrirse de una pruinosidad azulada por todo el abdomen, excepto extremo caudal que permanece negro. Los pterostigmas negros también son diagnósticos de esta especie. Las hembras son similares a los machos jóvenes y con el tiempo se vuelven  de colores más apagados. En El Rebolledo, frecuentan aguas estancadas y pozas de barrancos.

Orthetrum cancellatum, macho joven, Laguna Partida Vallonga. 

Orthetrum cancellatum, macho adquiriendo la "pruinosidad" característica, Laguna Partida Vallonga.

Orthetrum cancellatum, macho con el diseño de adulto casi definitivo, Laguna Partida Vallonga.

Orthetrum cancellatum, macho maduro, Laguna Partida Vallonga.
Orthetrum cancellatum, hembra teneral, Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Orthetrum cancellatum, hembra joven, Laguna Partida Vallonga.

Orthetrum cancellatum, hembra madura, Lagunas de Ruidera, Ciudad Real.

Orthetrum cancellatum, cópula, Laguna Partida Vallonga.

  • Orthetrum chrysostigma (Burmeister, 1839)

Esta especie es una especie común en África que también ha colonizado algunas partes del sur de Europa, entre ellas la Península Ibérica. Presenta características físicas que permiten diferenciarla del resto de Orthetrum: la "charretera" o mancha blanca bordeada de negro que recorre el tórax a la altura del "hombro" y que en los machos va difuminándose con la edad, el otro elemento diferenciador es la "cintura" o estrechamiento que se produce en los primeros segmentos del abdomen. Detectada en pozas de barrancos y balsas de riego de la partida, desde mayo a noviembre.

Orthetrum chrysostigma, macho joven, Barranco del Infierno, El Rebolledo.



Orthetrum chrysostigma, macho adquiriendo la pruinosidad azulada, Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Orthetrum chrysostigma, macho maduro, Barranco del Infierno, El Rebolledo.
Orthetrum chrysostigma, hembra joven, Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Orthetrum chrysostigma, hembra madura, Barranco del Infierno, El Rebolledo.

  • Orthetrum trinacria (Selys, 1841)

Otra especie procedente de África que ha conseguido colonizar gran parte del territorio peninsular y otras partes del sur de Europa. Aunque se creía que su primera cita en España fue en 1980, revisando una antigua colección, se descubrió que la especie ya estaba en nuestro territorio en 1966.
Se trata de una libélula grande y potente que en vuelo a veces recuerda a un ésnido. Por la forma de su abdomen podría confundirse con la especie anterior, aunque O. trinacria tiene un abdomen mucho más largo y afinado. Los machos son amarillos pálidos con bandas negras y con el tiempo van adquiriendo una pruinosidad azul que se torna casi negra en los ejemplares maduros. Las hembras recuerdan al diseño de los machos jóvenes. A menudo cazan otras libélulas y suelen preferir aguas estancadas. Detectada entre Junio y Septiembre.

Orthetrum trinacria, macho joven, Laguna Partida Vallonga.

Orthetrum trinacria, macho adquiriendo la pruinosidad azulada, Laguna Partida Vallonga.

Orthetrum trinacria, macho, Laguna Partida Vallonga.

Orthetrum trinacria, macho maduro, Laguna Partida Vallonga.
Orthetrum trinacria, hembra joven, Laguna Partida Vallonga.
Orthetrum trinacria, hembra madura, Laguna Partida Vallonga.


  • Orthetrum coerulescens (Fabricius, 1798)

Especie de ámbito europeo y mediterráneo, de pequeño tamaño y que a veces resulta difícil de diferenciar de Orthetrum brunneum, con la que comparte hábitat. Suelen presentar unas bandas antehumerales blancas, aunque la pruinosidad azul puede acabar cubriéndolas, la frente puede ser marrón, aunque en otros casos es azulada, los pterostigmas son alargados, comparativamente mucho más que en brunneum. Pero el rasgo diferenciador es la genitalia secundaria de los machos, que en esta especie presenta una proyección en la lámina anterior característica de la especie. En nuestra partida prefiere los barrancos acuáticos, con abundante vegetación de ribera, a las aguas estancadas de balsas o lagunas. Detectada de Junio a Septiembre.

Orthetrum coerulescens, macho teneral (recién emergido)
Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Orthetrum coerulescens, macho joven El Prado, Pinoso.


Orthetrum coerulescens, macho, se aprecian las bandas antehumerales
Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Orthetrum coerulescens, macho mostrando la proyección de la lámina anterior de la genitalia secundariaBarranco del Infierno, El Rebolledo.
Orthetrum coerulescens, hembra teneral (recién emergido)
Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Orthetrum coerulescens, hembra Partida Fontcalent.

Orthetrum coerulescens, tándem El Prado, Pinoso.

  • Orthetrum brunneum (Fonscolombe, 1837)

Especie muy similar a la anterior sobre todo los machos maduros, ya que, en la Península Ibérica, ambos pueden estar totalmente cubiertos de una capa pruinosa azul, que los hace difícil de distinguir a primera vista. Algunas características diferenciadoras para brunneum son unos pterostigmas comparativamente más pequeños, la "frente" y "cara" a menudo blancas y una genitalia secundaria en machos mucho menos llamativa (lámina anterior mucho más baja). Comparte el mismo hábitat que coerulescens. Vuela en nuestra partida de junio a septiembre.

Orthetum brunneum, macho, Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Orthetum brunneum, macho, Barranco del Infierno, El Rebolledo.
Con cara blanca, genitalia secundaria más plana y pterostigmas más pequeños característicos de la especie.

Orthetum brunneum, macho, Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Orthetum brunneum, hembra, El Prado, Pinoso.
Orthetum brunneum, hembra madura, Río Montnegre, Muchamiel.

Orthetum brunneum, cópula, Rambla del Zurca, Barinas, Murcia.

  • Sympetrum fonscolombii (Selys, 1840)

Es con mucha diferencia el odonato más frecuente en nuestra partida y en gran parte de la Península Ibérica. Pertenece al género Sympetrum, que integra varias especies de pequeño tamaño, poseyendo casi todas ellas  un abdomen rojizo en machos maduros.
S. fonscolombii presenta en machos maduros una coloración espectacular, que se caracteriza por un abdomen rojo intenso con algunas marcas negras en el extremo caudal, el tórax también rojizo con franjas azuladas y amarillas y los ojos son rojos por arriba y azulados por abajo. Las hembras poseen un diseño mucho más monocromático con tonos amarillos y ocres. Puede verse en cualquier punto de la geografía de la partida, desde los puntos de agua habituales en libélulas, hasta lo alto de alguna elevación (Sierra Fontcalent), es por lo tanto una especie que puede pasar parte de su ciclo vital desligada de ambientes acuáticos. Como la mayoría de Sympetrum suele colocarse en un posadero o percha, que puede ser un punto destacado de la vegetación del lugar, desde ahí protege una pequeña porción del territorio, con vuelos disuasorios hacia otros individuos. Acuden a criar a masas de agua, normalmente estancadas o de corriente muy lenta, ovipositan (puesta de los huevos) en tándem. Pueden verse casi en cualquier época del año, habiéndose detectado en El Rebolledo desde marzo a finales de diciembre. 


Sympetrum fonscolombii, macho joven, Laguna Partida  Vallonga.
Sympetrum fonscolombii, macho joven, Balsa Torresella, El Rebolledo.
Sympetrum fonscolombii, macho defecando, Balsa de Riego Camino del Desierto. El Rebolledo.

Sympetrum fonscolombii, macho joven, Balsa Torresella, El Rebolledo.
Sympetrum fonscolombii, hembra joven, Laguna Partida  Vallonga.
Sympetrum fonscolombii, hembra madura, Balsa Torresella, El Rebolledo.

Sympetrum fonscolombii, cópula, Laguna Partida  Vallonga.


Sympetrum fonscolombii, pareja ovipositando en tándem, Balsa Torresella, El Rebolledo.
  • Sympetrum striolatum (Charpentier, 1840)

Especie muy similar a la anterior, aunque con algunas diferencias, los ojos no presentan azul en la base, el abdomen en los machos es de un rojo más apagado casi anaranjado en individuos maduros, y los pterostigmas son rojizos en lugar de amarillos. Las patas al igual que en fonscolombii, son negras con bandas amarillas. Las hembras son amarillentas y se vuelven pardo-grisáceas al madurar.
Libélula muy migradora y con una gran distribución llegando hasta Japón, en nuestra partida aparece en la segunda mitad del año, de julio a diciembre, pudiendo aparecer en hábitats diversos. En general resulta mucho menos abundante que la especie anterior, pero tolera mejor las bajas temperaturas que sus congéneres, por lo que a finales de otoño e invierno se convierte en la especie dominante, habiéndose detectado ovipositando incluso a finales de diciembre.

Sympetrum striolatum, macho joven, Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Sympetrum striolatum, macho , Laguna temporal, Partida Vallonga.

Sympetrum striolatum, macho, Balsa Torresella, El Rebolledo.

Sympetrum striolatum, hembra, Sierra Fontcalent.

Sympetrum striolatum, hembra, El Rebolledo.
Sympetrum striolatum, cópula, Laguna temporal, Partida Vallonga.

  • Sympetrum sinaiticum (Dumont, 1977)


Especie muy similar a la anterior, aunque con una coloración mucho más apagada (de hecho hasta hace poco se conocía incorrectamente con S. decoloratum). Carece de las bandas amarillentas del tórax de striolatum, y al igual que ésta, presenta pterostigmas rojizos, los ojos son grises en la base. Como elemento característico, presenta unas bandas negras en los primeros segmentos de los costados del abdomen, este rasgo se da en machos y hembras. Es una Sympetrum asociada a zonas áridas, surge a principios de verano, pero no se reproduce hasta el otoño, pasa el verano en fase adulta (estivación). En nuestra partida se ha detectado de julio a noviembre, en pozas de barranco, balsas de riego, lagunas de aguas estancadas y como el resto de Sympetrum a veces muy alejada de puntos de agua.

Sympetrum sinaiticum, macho teneral, Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Sympetrum sinaiticum, macho joven, Sierra Fontcalent.

Sympetrum sinaiticum, macho. Laguna Partida Vallonga.

Sympetrum sinaiticum, macho, Barranco del Infierno, El Rebolledo.

Sympetrum sinaiticum, macho, Balsa Torresella, El Rebolledo.
Sympetrum sinaiticum, hembra joven, El Prado, Pinoso.

Sympetrum sinaiticum, cópula, Barranco del Infierno, El Rebolledo.
  • Crocothemis erythraea (Brullé, 1832)

Otra de las libélulas "rojas" que podemos encontrar en nuestro territorio. Es algo mayor que las Sympetrum y de abdomen más ancho. Los machos maduros son totalmente rojos, incluso las patas, lo que las diferencia de otras especies similares. Las hembras y juveniles son pardo amarillentos con bandas más pálidas en los "hombros". Los ojos presentan una pequeña región azul por la parte posterior. Las alas son hialinas excepto por una mancha ámbar en la base del ala posterior. A pesar de su origen africano se extiende también por toda la eurasia adyacente. En El Rebolledo ocupa todo tipo de hábitats acuáticos, incluso puede criar en estanques de casas de campo.

Crocothemis erythraea, macho joven, Laguna Partida Vallonga.

Crocothemis erythraea, macho joven adquiriendo tonos rojizos, Rambla del Zurca, Barinas, Murcia.
Crocothemis erythraea, macho con el diseño de adulto casi definitivo, Laguna Partida Vallonga.



Crocothemis erythraea, macho maduro, Laguna Partida Vallonga.
Crocothemis erythraea, hembra joven, Laguna Partida Vallonga.
Crocothemis erythraea, hembra madura, Laguna Partida Vallonga.



Crocothemis erythraea, hembra madura, Laguna Partida Vallonga.


  • Trithemis annulata (Brullé, 1832)

Trithemis es un género  con más de 40 especies en el África tropical, de ellas sólo 2 llegan hasta la Península Ibérica, las dos presentes en nuestra partida.
Los machos maduros de esta especie se recubren de una capa pruinosa, que sobre el rojo de base, le confieren una inconfundible tonalidad púrpura.
Las hembras presentan  una coloración pardo-amarillenta mucho más discreta, ambos sexos presentan machas ámbar en la base de las alas. Prefieren aguas estancadas, vuelan de mayo a noviembre.


Trithemis annulata, macho con prunoisidad incompleta, Balsa Camino del Desierto, El Rebolledo.

 
Trithemis annulata, macho, Laguna Partida Vallonga.

Trithemis annulata, macho en posición de obelisco, Partida El Planet, Altea.

Trithemis annulata, hembra, Balsa de Riego Partida Vallonga.

Trithemis annulata, hembra, Balsa Camino del Desierto, El Rebolledo.

Trithemis annulata, hembra, Balsa de Riego Partida Vallonga.

  • Trithemis kirbyi (Selys, 1891)

Esta especie africana no fue citada en la provincia de Alicante hasta 2014 (Jacobo Ramos, Pinoso), sin embargo, en tan sólo tres años, esta libélula ha conseguido colonizar gran parte del territorio peninsular, incluyendo el levante español, por lo que, actualmente, podemos encontrarla con facilidad en la mayoría de ambientes acuáticos de nuestra partida.
Es otra de las libélulas cuyos machos maduros son mayoritariamente rojos. El rasgo más diferenciador en machos, es la gran mancha ámbar que tiñe sus alas. En vuelo, sus alas le confieren una tonalidad general más anaranjada, que las diferencia de otras especies similares. Las hembras muestran una coloración más discreta, la región ámbar de las alas es menor y con una mancha asilada. Los pterostigmas son negruzcos. Como decíamos su adaptación al territorio europeo ha sido muy rápida y exitosa, en El Rebolledo se ha detectado en barrancos, balsas de riego, lagunas e incluso llega a  frecuentar estanques y piscinas, a menudo posada sobre rocas o en el suelo. Vuela de Junio a Noviembre.


Trithemis kirbyi, macho joven, Balsa de Riego Camino del Desierto, El Rebolledo. 


Trithemis kirbyi, macho joven, Balsa de Riego Camino del Desierto, El Rebolledo.

Trithemis kirbyi, macho joven, Balsa de Riego Camino del Desierto, El Rebolledo.

Trithemis kirbyi, macho en posición de obelisco al borde de una piscina, El Rebolledo.

Trithemis kirbyi, debido a su costumbre de posarse en el suelo, algunos ejemplares son
atropellados, como este macho,  junto a la Balsa de La Peña, El Rebolledo.

Trithemis kirbyi, hembra depredando un insecto, Balsa Torresella, El Rebolledo.

Trithemis kirbyi, hembra, Balsa Torresella, El Rebolledo. 

Trithemis kirbyi, hembra madura, Barranco del Infierno, El Rebolledo. 

  • Selysiothemis nigra (Vander Linden, 1825)

Libélula de origen africano, muy pequeña y con una cabeza enorme en relación a su cuerpo. Hembras y jóvenes son de color arena, las alas son hialinas con una venación casi translúcida, los pterostigmas son cortos y pálidos con los bordes en negro formando un signo =. Los machos van oscureciéndose con la edad, hasta adquirir la coloración totalmente negra, típica de los ejemplares más maduros. Muestran una clara preferencia por aguas estancadas, presente en la partida de mayo a agosto.

Selysiothemis nigra, macho joven, Laguna Partida Vallonga.

Selysiothemis nigra, macho maduro, Laguna Partida Vallonga.

Selysiothemis nigra, macho maduro, Laguna Partida Vallonga.


Selysiothemis nigra, hembra teneral, Laguna Partida Vallonga.

Selysiothemis nigra, hembra, Laguna Partida Vallonga.

Selysiothemis nigra, cópula, Laguna Partida Vallonga.
  • Diplacodes lefebvrii (Rambur, 1842)

Libélula de origen africano, que por su pequeño tamaño y por su color negro (en machos maduros) puede confundirse con la especie anterior. A diferencia de Selysiothemis, Diplacodes tiene pterostigmas más largos y oscuros, la cabeza es más pequeña y las alas posteriores presentan una pequeña mancha marrón triangular.
Los machos jóvenes y hembras son similares, con tórax claro que se va oscureciendo con la edad, el abdomen es oscuro, sobre todo hacia la base, y poseen una hilera de manchas crema en los costados. Al envejecer, los machos se van oscureciendo hasta volverse totalmente negros. Lo último en oscurecerse son los apéndices anales, por lo que algunos ejemplares son totalmente negros pero con los apéndices claros. Prefieren aguas estancadas. De mayo a octubre.

Diplacodes lefebvrii, macho teneral, Laguna Partida Vallonga.

Diplacodes lefebvrii, macho en posición de obelisco, Laguna Partida Vallonga.

Diplacodes lefebvrii, macho maduro, Laguna Partida Vallonga.

Diplacodes lefebvrii, hembra teneral, Laguna Partida Vallonga.

Diplacodes lefebvrii, hembra, Laguna Partida Vallonga.

Diplacodes lefebvrii, hembra, Laguna Partida Vallonga.

Diplacodes lefebvrii, hembra madura en posición de obelisco, Laguna Partida Vallonga.

Hasta aquí las 23 especies detectadas en nuestra partida y lagunas aledañas. No obstante consideramos el estudio como una lista abierta, y en caso de confirmarse la aparición de nuevas especies se incorporarían a este catálogo.

Texto e imágenes: Emilio Rosillo
Contacto: haciendoelpaso@gmail.com
Enero, 2017
Agradecimientos: A Adrià Miralles por su revisión y correcciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario